En Cuba, sólo podíamos comprar tres juguetes al año. Eran juguetes que venían de países grandes, como Rusia y China. Eran juguetes pequeñitos como matriuskitas y palitos chinos....

“…Escribo casi todo lo que me pasa por la cabeza, pero es muy poco lo que termina en literatura. Respeto el oficio de la palabra y la selectiva expresión gráfica de ese pensamiento desbocado”....